Oficialmente República Checa , es un país soberano de Europa Central sin litoral. Limita con Alemania al oeste, con Austria al sur, con Eslovaquia al este y con Polonia al norte. Su capital y mayor ciudad es Praga. La República Checa tiene territorios de lo que antaño fueron Moravia y Bohemia y una pequeña parte de Silesia.

Situada en pleno corazón de Europa, la República Checa brinda una oportunidad única al visitante al aunar en su territorio la historia, la cultura, el arte y los más espectaculares paisajes de montaña. Ciudades como Praga, con su complejo de edificios históricos, museos, galerías y espectáculos de música clásica, brindan todas las oportunidades para sumergirse en este singular país.

Los checos son un pueblo sincero y con sentido del humor que posee un espectro de influencias culturales, religiosas y políticas sorprendentemente amplio. Conjuga influencias alemanas y austríacas, polacas y húngaras, liberales y tradicionales, mundialistas y nacionalistas.

Capital: Praga

Idioma: 
Checo

Moneda: 
Corona Checa (CZK)

Diferencia horaria con Argentina: 
+4 (de NOV a MAR) / +5 (de ABR a OCT)

Electricidad: 
220 voltios.

Documentación: 
No se necesita Visa, requiere pasaporte con una validez mínima de 6 meses desde el ingreso al país.

Requisitos para ingresar al país: Click Aquí

Aeropuertos:

Praga:
Ruzyne Airport (PRG),a 17 Km al oeste de la ciudad.

Información válida para pasajeros de nacionalidad argentina (a título informativo y sujeta a cambios sin previo aviso).

Clima
Es clima es templado y se distinguen claramente cuatro estaciones diferentes a lo largo del año. Los inviernos son relativamente moderados (temperatura media de enero: -2 °C) y los veranos no son demasiado calurosos (temperatura media de julio: 20 °C).
Vestimenta
Es aconsejable llevar ropa cómoda de algodón y alguna prenda de abrigo; así como también alguna prenda elegante si se piensa acudir al teatro, opera, conciertos o a algún restaurante de lujo. Si viaja en invierno lleve ropa de bastante abrigo. Es imprescindible un calzado cómodo y que no lleve taco ya que en las calles empedradas de Praga se convierten en una verdadera tortura.